Seguro que “atraer y convertir” te resultan palabras muy comunes, sobre todo por ser el objetivo principal de las marcas en digital. Sin embargo, entre estos pasos hay espacio para numerosas acciones que permiten a las marcas redirigir a los usuarios desde donde las conocen hasta donde finalmente se convierten en la web.

Las redes sociales son un canal muy importante para “atraer” ya que hay muchos usuarios leyendo, compartiendo y comentando información. También son un medio muy importante para conocer cómo son y qué les interesa a los usuarios que siguen a tu marca. Esta comunidad de usuarios tiene un potencial enorme, ya que han mostrado interés por tu marca y ahora te toca a ti dar el siguiente paso: diseñar acciones específicas para estos usuarios.

Para diseñar acciones que consigan convertir a los usuarios es importante contar con información de mucho valor sobre ellos. Así se diseñan acciones específicas para cada grupo. La segmentación suele estar basada en datos sociodemográficos, que ayudan a agrupar a usuarios pero que no definen con mucha precisión a usuarios con intereses en común. Estos intereses en común vienen definidos por los gustos y necesidades de los clientes y en los perfiles de redes sociales podemos encontrar fácilmente qué les gusta a los usuarios.

Estos datos de intereses y gustos suponen una capa de información social que complementa la información de la que disponemos de tus diferentes clientes y usuarios y te ayudará a conocerles mejor. Te resumimos los beneficios de contar con esta capa de información social:

  • 1. Conocer la relación de los usuarios con tu marca a través de las redes sociales. Cómo se comportan los usuarios cuando publicas, si les gusta, si lo comparten con sus seguidores o si comentan tus publicaciones puede ayudarte a conocer cómo mejorar tu comunicación digital y las acciones que realizas a través de redes sociales como Facebook o Twitter.
  • 2. Conocer los intereses de los usuarios. Sus inquietudes y sus intereses son los que mueven a los usuarios por la Red. Conocer qué les interesa te ayudará a diseñar acciones más acertadas para sus perfiles. No te quedes solo en conocer la información sobre los usuarios con respecto a tu página, amplía esta información con datos interesantes como otras páginas que siguen.
  • 3. Detectar a los top influencers. En tu comunidad hay usuarios capaces de influir sobre la comunidad cuando comparten tus contenidos o que comentan su experiencia con tu marca (feedback muy valioso para mejorar). Conocer quiénes son para desarrollar acciones específicas con ellos es fundamental.
  • 4. Segmentar con precisión. Si algo nos permiten los datos y la información de valor de los usuarios es optimizar la agrupación de perfiles de usuarios con intereses similares. Los usuarios siempre están abiertos a recibir información adecuada a sus intereses y para ello, es imprescindible agrupar a usuarios similares y separar a aquellos que tengan diferentes inquietudes o necesidades.
  • 5. Personalizar tus acciones. Toda esta información, unida a la segmentación te permitirá definir acciones más personalizadas a cada target del público objetivo y adaptadas a sus intereses. Tamabién podrás incorporar esta segmentación en tu DMP (Data Management Platform) para campañas de compra programática.
  • 6. Conocer el valor real y potencial del cliente. El valor del cliente se mide actualmente por el consumo que realiza el usuario, sin embargo, es importante incluir métricas como su autoridad en redes sociales, su influencia o la capacidad de difusión para conocer el potencial del usuario antes de que se convierta.
Escrito por Patricia
Patricia Carmona es experta y analista de marketing digital especializada en estrategia y desarrollo de metodología de análisis-planificación-optimización. Le encanta viajar, la cultura japonesa y las croquetas.